18 jul. 2012

#DelaIsla: Nueva Esparta despidió a Jesús "Chu" Ávila al ritmo del Galeron

Luego del homenaje en el anfiteatro, el Patrimonio Cultural de Nueva Esparta fue enterrado en el viejo cementerio de Los Robles, entre más lágrimas y más canciones

Este domingo 15 de julio, admiradores, artistas plásticos, músicos, movimientos sociales  y dirigentes políticos del estado Nueva Esparta rindieron un homenaje a la memoria de uno de los más prolíficos compositores, cultores populares más destacados y héroe de la resistencia cultural en la entidad insular: Jesús “Chu” Ávila, quien falleció este sábado.

Un primer acto se celebró en la plaza Bolívar de La Asunción, capital neoespartana, donde el féretro del Guanaguanare fue “bailado” al estilo tradicional margariteño por una multitud de admiradores, familiares y colegas músicos que se trasladaron desde cualquier rincón del país para ofrecerle un sincero tributo.

“Existe una gran diferencia entre un compositor y un cultor. El primero tiene la libertad para escoger la temática de su creación, pero el segundo tiene la raíz de su creación fundamentado en el pueblo. Jesús Ávila era un cultor porque marcó la manera del canto margariteño. Su poesía y su música están enraizadas con la cultura de este pueblo”, expresó el musicólogo Rafael Salazar, quien viajó desde Caracas para asistir a los funerales de Chu.

La familia entera de Ávila, visiblemente conmovida, también tuvo participación en el acto. Uno de los cuatro hijos del cantautor, Jesús, manifestó: “Hoy aquí juro por la memoria de mi padre, que su luz nunca apagará, porque hay miles de corazones que hoy retumban alzando el vuelo del Guanaguanare. ¡Qué viva Chu! ¡Qué viva su sueño!”

El segundo homenaje rendido a Chu este domingo antes de su sepelio se realizó en la comunidad donde nació este compositor en agosto de 1930: Los Robles, municipio Maneiro. Allí, gran cantidad de habitantes del sector se acercaron al anfiteatro de la localidad para ratificar su cariño y admiración. Pero, además, muchos de sus colegas cantaron sentidos galerones.

Al acto también asistió el ministro del poder popular para la Cultura, Pedro Calzadilla, quien viajó a Nueva Esparta para expresar sus condolencias al pueblo neoespartano, a nombre del Gobierno Nacional.

“Quiero traer la palabra del presidente de la República, Hugo Chávez, que me pidió que me viniera a Margarita a traerle al pueblo margariteño su abrazo solidario y el de todo el pueblo venezolano. El comandante estuvo siempre pendiente de su situación y me dijo que personas como él lo que hacen es preparar el terreno para lo que viene. Así que no hay otra manera de rendirle un tributo que decir que lo convertiremos en un símbolo. Su recuerdo y su obra tiene que servir para dar la batalla por la cultura popular y las tradiciones”, señaló el ministro Calzadilla.

Luego del homenaje en el anfiteatro, el Patrimonio Cultural de Nueva Esparta, Jesús Ávila, fue enterrado en el viejo cementerio de Los Robles, entre más lágrimas y más canciones.

Fuente: El Nacional 
Foto: Etiqueta Caribe Margarita