7 jul. 2012

#Efemérides: 7 de julio - Día de la Conservación del Suelo

Esta jornada recuerda el fallecimiento de Hugh Hammond Bennet, un reconocido hombre de ciencia que quiso lograr un aumento de la producción de la tierra a través de su mayor protección y que trabajó para concienciar de los beneficios de su adecuado manejo.


El Día de la Conservación del Suelo.
En la actualidad, el concepto de conservación está basado en un profundo conocimiento del proceso erosivo, ya sea de la erosión hídrica (producida por el agua) o de la eólica (producida por el viento). En la primera, la gota de lluvia al caer sobre el suelo provoca la separación del mismo en pequeñas partículas, las que son transportadas por el escurrimiento del agua acelerando la desagregación. En el caso de la erosión eólica, el proceso se basa en principios similares; el viento actúa como agente externo produciendo el movimiento de las partículas del suelo en tres formas diferentes: saltación, suspensión y arrastre superficial.

Estos conocimientos han servido de base para la elaboración de técnicas y prácticas conservacionistas. Para las naciones cuya economía depende de la riqueza del suelo, su cuidado es fundamental.

A partir de 1974, comenzó la investigación, desarrollo y extensión del sistema de Siembra Directa a través de la secuencia trigo/soja.

Así se lograron datos importantes como la respuesta de la Siembra Directa en otros cultivos como el maíz, trigo, girasol, sorgo, pasturas asociadas, etc., sobre las mejores rotaciones, sobre el control integrado de malezas, el control integrado de plagas y la evolución de plagas e insectos benéficos, sobre la respuesta a la fertilización en el sistema y al comportamiento y localización de los fertilizantes en el suelo cubierto con rastrojos, sobre la evolución de las propiedades físicas químicas y rendimientos de los cultivos, sobre el comportamiento y diseño de sembradoras y pulverizadoras, sobre su evaluación como práctica conservacionista en diferentes suelos y condiciones de manejo, etc.

En Venezuela
En nuestro país, el 75 por ciento del territorio está sujeto a procesos erosivos causados por las actividades agrícolas, ganaderas y forestales.

La desaparición de bosques provoca desestabilización y erosiona los suelos

La desertificación es el resultado de fenómenos naturales que pueden agruparse en tres grandes categorías: la deforestación, el uso desequilibrado del suelo y el mal uso de la mecanización. A medida que aumenta la degradación de las tierras, también se degrada la calidad de vida de quienes la habitan.