13 jul. 2012

#Efemérides: Hoy 13 de julio, el Día de la Rosa Mística

La feligresía católica celebra hoy, 13 de julio, el Día de la Rosa Mística. La historia cuenta que la madre de Jesús se le apareció en varias ocasiones -en Italia- a una enfermera de nombre Pierina Guilli. La primera fue en el pueblo de Montichiari en 1947 y más tarde en Fontanelli.





Cuenta el hecho que el 13 de julio de 1947, la Virgen se le apareció por segunda vez a la enfermera vestida con tres rosas, blanca, roja y dorada, que adornaban su pecho. La rosa blanca simboliza la oración; la roja el sacrificio y la dorada o amarilla la penitencia.

Presencia en Venezuela

El caso que propagó más la fe hacia la Rosa Mística en el país fue el del beisbolista Andrés Galarraga, según la abogada Irama Fernández, del grupo religioso maracaibero Cosecha Divina. En 1999 el pelotero fue diagnosticado con cáncer linfático y le atribuyó su sanación a la intercesión de la Virgen de las tres rosas.

En esa oportunidad, el jugador relató que tuvo un sueño en el que Dios lo cargaba desde su sala y lo llevaba a su cuarto, donde puso sus manos sobre él y le quitó el cáncer. “Estoy seguro que puso su mano en mi cuerpo y me eliminó el cáncer”, afirmó. “Yo me desperté sudando como si alguien me hubiera tirado agua encima”.

El 27 de agosto de 2001 un acontecimiento estremeció a todo el país. En Falcón una estampa de la Rosa Mística emanó lágrimas de sangre. La imagen impresa se la regaló (en 1999) un sacerdote a su “sacristana”, del lote de estampas que vino con una estatua alemana de la Rosa Mística. La “sacristana” se la regaló a su vez a una señora de Pueblo Nuevo, quién la enmarcó y la colocó en la sala de su casa, según la Fundación Corazones.

En el libro Los milagros de la fe están contenidos varios testimonios de devoción hacia la Rosa Mística en el país, una vez que su autor, Oswaldo Regalado, en 1998 sobreviviera a un cáncer avanzado y superara una insuficiencia renal gracias a la imposición de manos que le hizo su esposa invocando a la Virgen.

En el Hospital Pérez Carreño de Caracas, donde fue atendido, lo bautizaron “el resucitado”, porque aunque era un candidato perfecto para un trasplante de riñón, sorpresivamente sus órganos comenzaron a funcionar perfectamente. Esa obra condujo a la conformación de una fundación con el mismo nombre.

Etiqueta Caribe Margarita, se une a todo el pueblo de Venezuela  en tan importante celebración.