6 mar. 2013

#Internacionales: Relevo de Benedicto XVI Los secretos del Vaticano marcan el cónclave

Posibles sucesor de Benedicto XVI

Los cardenales favoritos para ser el nuevo Papa: de izquierda a derecha y de arriba abajo: Claudio Hummes (Brasil), Oscar Andres Rodrigues Maradiaga (Honduras), Jorge Mario Bergoglio (Argentina), Norberto Rivera Carrera (México), Joao Braz de Aviz (Brasil), Luis Antonio Tagle (Filipinas), Peter Turkson (Nigeria), Cristoph Schonborn (Austria), Peter Erdoe (Hungría), Angelo Scola (Italia), Marc Ouellet (Canadá), Francis Arinze (Nigeria), John Onaiyekan (Nigeria) y Timothy Dolan (EE UU)

Durante la primera congregación de cardenales para preparar el cónclave que tuvo lugar el lunes, varios cardenales exigieron tener acceso a los documentos de Vatileaks antes de elegir a un nuevo Papa.

Los primeros en dar voz a esta demanda fueron los cinco cardenales brasileños que participarán en la votación. Como representantes de un país que se configura como potencia emergente y en el que vive el mayor número de católicos del mundo, exigieron acceder a los documentos filtrados del despacho del Papa emérito para conocer la naturaleza y las posibles consecuencias que se deriven de los mismos. "¿Por qué los cardenales que somos los consejeros más próximos al Papa no podemos tener acceso a dichos documentos?", expresó Raymundo Damasceno, arzobispo de Aparecida y presidente de la Conferencia Episcopal de Brasil.

A las demandas del bloque brasileño se unieron las de tres cardenales europeos. La petición fue pronunciada por el alemán Walter Kasper, así como por el arzobispo de Viena, Schönborn, y el arzobispo de Budapest y presidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa, Péter Erdö, según informa la web del diario italiano La Stampa. La publicación italiana indica asimismo que los arzobispos de Washington y Chicago, Donald William Wuerl y Francis George, subrayaron al terminar la primera de las Congregaciones preparatorias que el caso Vatileaks será uno de los argumentos de discusión.

A BUEN RECAUDO 
Los documentos constituyen un dossier que investiga la fuga de la correspondencia y otros textos del despacho de Benedicto XVI y reflejarían luchas internas por conseguir dinero y poder en el seno de la Santa Sede. El caso, según afirmó la prensa italiana, fue asimismo determinante en la renuncia de Joseph Ratzinger.

Los documentos son sólo conocidos por el Papa emérito y la comisión de otros tres purpurados que él mismo nombró para estudiar el contenido, formada por el español y principal investigador de los documentos Julián Herranz, el eslovaco Jozef Tomko y el italiano Salvador De Gregori. Estos tres cardenales no participarán en la elección del nuevo Papa por ser octogenarios.

Las demandas de los cardenales de conocer estos documentos contradicen la última vez que Benedicto XVI se pronunció sobre el caso, cuando estableció que sólo el elegido como próximo Papa podría tener acceso a los textos. De momento, según apunta el diario italiano, la impresión de los cardenales sobre las respuestas del cardenal Julián Herranz a las peticiones de información han sido muy generales.